Thursday, July 28, 2011

How Building a Shed can Lead to Finding Work


Learning in a classroom is nothing compared to hands-on experience.  This became clear on Saturday when the day laborers built a shed from the ground up.  Some of the men came in with backgrounds in restaurants and hotels with no practice in construction.  “I’d taken classes about using a saw before,” reported one day labor.  “But I’d never used one in my life.”  He had started out passing the cutting off to everyone else until the instructor came over and make him practice cutting small pieces of wood on his own.  Soon the jagged cuts smoothed out in to straight, clean movements.  This is the practical experience that our members find in the trainings at the Chavez Center.

The shed building project started last month with a workshop where the instructor, a day labor member himself, laid out the plan for building a shed.  As the instructor, Jose Luis Amador brings mastery in carpentry to share with the members.  His patience and thorough explanations to his students did not just start in this workshop, but rather over the years he has apprenticed several members taking them under his wing to teach them valuable skills in construction.  In the workshop it was no different.  Each student received the individual attention he needed to overcome the reluctance and confusion they had when it came to construction.  Not only that, but at the same time, they were learning the safest, more effective ways to carry out their shed building project.

Great teachers.  Great hand-on experience.  But "why sheds?" you might ask.  It actually serves as a perfect training ground for any construction project.  A shed follow much the same pattern as building a house, only on a smaller scale -- foundations are created, walls erected, doors and windows installed, siding attached, and a roof to top it off.  The steps involved in the process gave the students an opportunity to learn and practice a variety of specific skills that apply not just to shed building, but also to a wide array of construction jobs.  With this new skills set, the members can go out to work more often as employers come to the Chavez Center requesting specific skills.

But the skill set is not the only reason for doing a shed-building project!  Pretty soon, you could be the owner of one of these sheds.  Keep an eye out for more information coming soon.



Aprendizaje en el aula no es nada en comparación con la experiencia práctica. Esto quedó claro el sábado, cuando los jornaleros construyeron un cobertizo desde cero.  Algunos de los hombres llegaron con experiencia en restaurantes y hoteles, con ninguna práctica en la construcción. "Yo había tomado clases en el uso de la sierra antes", informó un jornalero. "Pero yo nunca la había usado en mi vida." Él había empezado a pasar en el corte a los otros hasta que el instructor se acercó y le dio la práctica en cortar pequeños trozos de madera por su cuenta. Pronto los cortes dentados suavizaron en los movimientos de recta. Esta es la experiencia práctica que los miembros encontraron en los entrenamientos del Centro Michael Chávez. 

La construcción de cobertizos comenzó el mes pasado con un taller en donde el instructor, un miembro su mismo, expuso el plan para la construcción. Como instructor, José Luis Amador traía su maestría en carpintería para compartir con los miembros. Su paciencia y explicaciones detalladas a sus estudiantes no empezaron en este taller, sino en los últimos años se ha puesto de aprendiz a varios miembros para enseñarles habilidades valiosas en la construcción. El taller no fue diferente. Cada estudiante recibió la atención individual que necesita para superar la resistencia y la confusión que experimentaban en construcción. No sólo eso, sino también al mismo tiempo, aprendieron los medios más seguros y más eficaces para llevar a cabo la construcción de cobertizo. 

El maestro excelente. La experiencia práctica excelente.  Pero se puede preguntar, ¿por qué construye un cobertizo?  En realidad sirve como campo de entrenamiento perfecto para cualquier proyecto de construcción. Un cobertizo seguir el mismo diseño como una casa, sólo en una escala menor - se crean fundaciones formados, muros erigidos, puertas y ventanas instaladas, el revestimiento adjunto, y un techo para colmo. Los pasos del proceso les dan a los estudiantes la oportunidad de aprender y practicar una gran variedad de habilidades específicas que se aplican no sólo a cobertizos, sino también a una amplia gama de trabajos de construcción. Con este conjunto de nuevas habilidades, los miembros pueden salir a trabajar con más frecuencia cuando los empleadores llegan al Centro de Chávez pidiendo habilidades específicas. 

Sin embargo, el conjunto de habilidades no es la única razón para hacer la construcción de cobertizos! Muy pronto, usted podría ser el dueño de uno. Mantenga un ojo hacia fuera para obtener más información. 

4 comments:

Nati Flores said...

It was a great experience for all the members, there are certain jobs or tasks that you cannot take from the class room right to the job, you have to practice. It is almos like driving. You can learn about signals, safety, rules of the road, but you cannot read what it is like to drive.

Julio Correa said...

Hay,que mencionar que este proyecto fue ideado y promovido por un lider del centro El Sr. Pablo Zarsoza. Por el cual el centro tambien recibio ciertos donativos. Si mal no recuerdo el plan original era ensenar a fabricarlos,venderlos y generar un centro de trabajo funcional ademas de capacitar nuevos trabajadores

mensajes movistar said...

tiene mucha razon lo que comenta @Julio correa.

laptops said...

Muy buena idea de el proyecto "Generar un centro de trabajo funcional ademas de capacitar nuevos trabajadores"