Monday, April 25, 2011

Winter Graduations: A Picture Worthy of Praise

Graduates showing off their certificates and the
centerpiece they helped make.
Spread out at tables across the room, students sat with their friends and families clapping for their fellow classmates receiving their graduation certificates and seeing their hard work displayed throughout the room. In the week off before graduation, still many came to the Center. Rather than putting in their time behind a computer, they were preparing their work for the ceremony. An assembly line of students chatting away worked together to tape up boxes and affixed student work to them. The end result was a work of beauty, pride and admiration at the graduation. Poster projects and professional reports hung on the walls, while centerpieces covered in the printed t-shirts and bags designed by Intermediate students decorated each table.

The decor was just part of the ceremony though. The main event was the chance for each student to march up to the stage to receive a hard-earned certificate – feeling a source of self-confidence and empowerment in what they had achieved. The beaming faces and uncontainable smiles said it all.


All of the computer class graduates.
Todos los graduados de computacion.
Many had put their hearts into their work. Basic students put together detailed biographies and Intermediate students created elaborate designs around pictures of their loved ones. Meanwhile Microsoft Word students embarked on an entirely new final project: a report on the Chavez Center. They could choose a program, a service or any aspect that interested them. Then began the scavenger hunt for the information they needed. Suddenly the Center had dozens of students asking around, navigating the website, interviewing staff and members, and collecting various brochures and publications for their projects. After weeks of hard work, professional-grade projects emerged. The project was so successful that one of the reports was translated and is being edited into a Michael Chavez Center handbook. “I wanted to create something that could be used outside of the class,” Eva, the author of the report commented. And now her wish is coming true.

This is the sort of self-assurance that students gain in these classes. Their ideas and effort are worthy of being shown off and praised – in the presence of their classmates, teachers, staff, and the community.

Congratulations graduates!




Su trabajo mostrado en el salon.
Los estudiantes se extendieron a todas las mesas del salón, sentados con sus amigos y familias para aplaudir a los que recibieron sus certificados de graduación y para ver su trabajo completo que decoraba el lugar. En la semana antes de la graduación no había clases, pero todavía muchos acudieron al Centro. En lugar de pasar su tiempo detrás de una computadora, prepararon su trabajo para la ceremonia. Los estudiantes charlaron mientras trabajado juntos para sellar las cajas y colocar su trabajo en ellos. El resultado final fue una obra de belleza, orgullo y admiración a la graduación. Proyectos en carteles e reportes profesionales colgaron en las paredes, mientras el centro de cada mesa fue decorada con camisetas y bolsos imprimidos con las diseñas por estudiantes.

La decoración era sólo una parte de la ceremonia. El evento principal fue la oportunidad de cada estudiante para marchar hasta el tablado para recibir un certificado – con la sensación de una fuente de auto-confianza y el empoderamiento de lo que habían logrado. Las caras radiantes e incontenible sonrisas lo decían todo.




Muchos de ellos habían puesto su corazón en su trabajo. Los estudiantes de clases básicas elaboraron biografías detalladas y estudiantes de nivel intermedio crearon diseños elaborados para encuadrar las fotos de sus queridos. Mientras tantos los estudiantes de Microsoft Word se embarcaron en un proyecto final completamente nuevo: un informe sobre el Centro Michael Chávez. Podían elegir un programa, servicio o cualquier aspecto que les interesaban. Entonces comenzaron la búsqueda del tesoro de información que necesitaban. De repente el Centro había decenas de estudiantes pidiendo información, navegando por el sitio web, entrevistando al personal y a los miembros, y recogiendo de diversos folletos y publicaciones para sus proyectos. Después de semanas de trabajo duro, los proyectos de nivel profesional surgieron. El proyecto tuvo tanto éxito que uno de los informes se tradujo y se edita en un manual Centro Michael Chavez. "Quería crear algo que se podría utilizar fuera de la clase", comentó Eva, el autor del reporte. Y ahora su deseo se hace realidad.

Este es la seguridad en sí mismo que los estudiantes ganaron en estas clases. Sus ideas y su esfuerzo son dignos de ser mostrados fuera y elogió - en presencia de sus compañeros de clase, profesores, personal, y la comunidad.

Felicitaciones graduados!

1 comment:

mensajes said...

Tienes razon al mencionar en tu post que "Sus ideas y su esfuerzo son dignos de ser mostrados fuera y elogió - en presencia de sus compañeros de clase, profesores, personal, y la comunidad."