Friday, April 29, 2011

Bedbugs no More Thanks to “Chinches no Mas”

Each day, the team brings back stories of their work, and some days they even bring evidence.  Hundreds of bedbugs from just one bed is cause for disgust, but also points to the need for projects like this one.

The Bedbug Project, called “Chinches no Mas” is a combination of education and support in the treatment and prevention of bedbugs in at least 40 low-income Monument residences by June 2011.  We do not use any pesticides, and instead we teach the residents how to inspect their own homes and prevent new or re-infestations.   Seven members of the Day Labor program and Nati Flores began training on Monday March 7th. The training took members from the anatomy of bedbugs and techniques for handling an infestation to hands-on field testing.  In addition, trainer Ray Lopez led the participants though a day of promoting the service among Monument community residents.
Thousands of bedbugs from
just one bed.

After finishing the training, the members broke into teams of 3 to begin taking on clients.  March 17th marked the launch of the project, but very quickly they found a huge obstacle: most people will not readily admit to having bedbugs.  The stigma attached to having bedbugs kept many silent, fearing that they might be judged as being dirty and unsanitary.  Therefore the members of this project must able to communicate and relate to the residents we are helping.

Initially just a couple of residents took advantage of the service.  They were fed up with bedbugs and ready to learn how to keep the pests away.  Seeing their peers confess to having infestations, slowly but surely others came to “Chinches no Mas” for help. 

Less than two weeks later, the project was well underway completing fourteen units by the end of March.  Appointments have now booked up Monday through Friday peaking at a steady 18 units each week – a number to easily sustain the working members of the project at a living wage.  Those numbers also show the demand and need to work on the growing number of infestations.   

The community outreach about the issue of bedbugs in the Monument Corridor along with the diminishing the stigmas of bedbugs have proven crucial to the success of this project.  And still, their outreach efforts continue as word of the service spreads.

 The benefits of the project have been numerous.  Not only have more than forty units been freed of bedbugs to date, but the members of “Chinches no Mas” have also been able to find steady work at a living wage.  The project, funded by grant money, has brought valuable education, stigmas removed, better living standards, and much needed work opportunities to the Monument community.



Cada día, el equipo trae historias de su trabajo, y algunos días incluso evidencia de sus aventuras. Cientos de chinches de solo una cama es un motivo de disgusto, pero también apunta a la necesidad de proyectos como éste.

El proyecto de chinches, llamado "Chinches no más" es una combinación de educación y apoyo en el tratamiento y la prevención de chinches en al menos 40 residencias Monumento de bajos ingresos por junio 2010. No utilizamos ningún pesticida, y en su lugar se enseña a los residentes como inspeccionar sus propios hogares y prevenir nuevas o re-infestación. Siete miembros del programa Día del Trabajo y Nati Flores, Coordinadora del Programa de Jornaleros, comenzaron a entrenar el lunes 7 de marzo. La capacitación tuvo los miembros desde la anatomía de las chinches y las técnicas para el manejo de una plaga hasta experiencia práctica una habitación real. Además, el entrenador Ray López llevó a los participantes a través de un día de promoción del servicio entre los residentes de la comunidad Monumento.

Miles de chinches de solo una cama.
Después de terminar la capacitación, los miembros irrumpieron en equipos de 3 y empezaron a tomar clientes. El 17 de marzo marcó el lanzamiento del proyecto, pero muy pronto se encontró con un obstáculo enorme: la mayoría de personas no es fácil admitir que tiene chinches. El estigma asociado a las chinches mantuvo a muchos en silencio, por temor a que fueran juzgados como sucios e insalubres. Por lo tanto los miembros de este proyecto deben ser capaces de comunicarse y relacionarse con los vecinos nos están ayudando.

Inicialmente sólo un par de residentes aprovecharon el servicio. Estaban hartos de las chinches y listos para aprender cómo mantener a las plagas de distancia.  Viendo a algunos de sus compañeros confiesan haber infestaciones, poco a poco otros vinieron a "Chinches no más" para obtener ayuda.

Menos de dos semanas más tarde, el proyecto estaba en marcha completar catorce unidades por el final de marzo. Las citas han reservado hasta lunes a viernes en horas y pican a un constante de 18 habitaciones cada semana - una cantidad que sostiene fácilmente a los miembros de trabajo del proyecto a un salario digno. Los números también muestran la demanda y la necesidad de trabajar en el creciente número de las infestaciones.

La extensión a la comunidad sobre el problema de chinches en el Corredor de Monument, junto con la disminución de los estigmas de las chinches ha sido crucial para el éxito de este proyecto. Y aun así, sus esfuerzos de alcance continuar como la palabra del servicio extendió.

 Los beneficios del proyecto han sido numerosos. No sólo han sido liberados de las chinches más de cuarenta habitaciones hasta la fecha, pero los miembros de "Chinches no más" también han sido capaces de encontrar un trabajo estable en un salario digno. El proyecto, financiado por dinero de la subvención, ha traído la educación valiosa, estigmas eliminados, viviendas mejoradas, y oportunidades de trabajo muy necesitadas a la comunidad de Monument.

1 comment:

Pigeon Control said...

This is a great project. It costs so much to hire professionals to clear your home of bed bugs nowadays. This will surely help this community.